Saturday, Jan. 19, 2019

EE.UU.: el deporte masculino por equipos sale del clóset

Written By:

|

30 abril, 2013

|

Posted In:

EE.UU.: el deporte masculino por equipos sale del clóset

William Márquez

BBC Mundo, Washington

Lunes, 29 de abril de 2013.

La declaración pública del jugador de baloncesto de la NBA, Jason Collins, de que es un atleta homosexual empieza a socavar los muros de unos de los últimos reductos de machismo y homofobia en Estados Unidos: el deporte profesional masculino.

Nunca antes un atleta activo en uno de los cuatro principales deportes de equipos es EE.UU. -fútbol americano, baloncesto, béisbol y hockey- había admitido públicamente ser gay.

“Si fuera por mí, preferiría que otros hubieran dado antes este paso. Nadie lo ha hecho, y por eso levanto la mano”, expresó Collins en su carta a la revista Sports Illustrated, la más importante publicación deportiva en el país.

El anuncio fue recibido con beneplácito y apoyo por la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA), por dueños de equipos, otros deportistas, hasta un expresidente.

Reducto de machismo

En la historia de atletas gay que públicamente “salen del clóset”, otros y otras lo habían hecho antes de Jason Collins. Particularmente en la rama femenina, grandes figuras como las tenistas Martina Navratilova y Billie Jean King expresaban abiertamente su homosexualidad desde hace varios años.

Recientemente, Britney Griner, una basquetbolista estrella de la Universidad Baylor, en Texas -la primera en anotar 2.000 puntos y 500 bloqueos- y reclutada por la WBNA (Asociación Nacional Femenina de Baloncesto).

Pero, en los deportes de hombres, las cosas han sido diferentes, dijo a BBC Mundo Travis Waldron, escritor deportivo de Thinkprogress, el blog del Centre for American Progress, un instituto de investigación de centro-izquierda, en Washington D.C.

“Tiene que ver con la percepción que los deportes practicados por hombres son este reducto de masculinidad, machismo y homofobia. Los insultos y términos despectivos han sido aceptados dentro de este ámbito regularmente y hay atletas que han sostenido que ser gay y atleta es inconcebible”, afirmó.

Especialmente inconcebible en los deportes de equipo que atraen grandes cantidades de público y dinero en Estados Unidos, como el fútbol americano, el baloncesto, el béisbol y el hockey sobre hielo y para un atleta que continúa activo.

El oro olímpico en clavados Greg Luganis y, más recientemente, el boxeador puertorriqueño Orlando Cruz son algunos de los ejemplos solitarios. El futbolista Robbie Rogers que jugó en el seleccionado estadounidense y luego fue reclutado en Inglaterra por el equipo de segunda división Leeds declaró su homosexualidad hace poco pero decidió retirarse del deporte al mismo tiempo.

Respaldo

“Lo curioso es que el deporte siempre fue un sector que lideró la lucha contra la desigualdad racial y a favor de los derechos civiles”, dijo Travis Waldron recordando el rompimiento de las barreras raciales en el béisbol en los años 50 o el activismo político de muchos atletas en los años 60.

“Pero en temas de la igualdad sexual y orientación sexual ha estado resagado durante mucho tiempo”, manifestó el experto en deportes.

A pesar de que en el debate sobre los derechos de los homosexuales ha avanzado mucho en el país, Waldron sostiene que no se puede restar importancia a la postura de Collins y al valor de sus palabras.

“Que un atleta profesional, en uno de los deportes más importantes en EE.UU., salga con esa declaración es algo que aboga por los derechos LGTB y todos los demás asuntos relacionados que se ha estado esperando durante mucho tiempo”.

La manera en que lo hizo es también importante. No solo se declaró gay pero se comprometió a luchar para desmostar que puede ser un buen jugador de baloncesto al margen de su orientación sexual.

Jason Collins es un agente libre, o sea que no tienen contrato con un club de baloncesto, pero su antiguo equipo, los Wizards de Washington emitieron un comunicado respaldando su acción.

“Estamos extremadamente orgullosos de Jason y apoyamos su decisión de vivir su vida abiertamente y con orgullo. Él ha sido un líder fuera y dentro de la cancha y un destacado colega durante su carrera en la NBA. Esas serán cualidades que continuarán sirviéndole tanto como jugador como figura positiva para otros de cualquier orientación sexual”, expresó el comunicado en su página internet.

A esta reacción se sumaron otros directivos del deporte, jugadores y personalidades como el expresidente Bill Clinton cuya hija, Chelsea, fue compañera de clase de Collins en la universidad.

Kobe Bryant, jugador de los Lakers de Los Ángeles que en el pasado había sido recriminado por ciertas declaraciones desentonadas, escribió en su cuenta de Twitter: “No asfixies quién eres debido a la ignorancia de otros”.

Nuevo mercado

Esto no hubiera pasado hace un par de años, alega Travis Waldron. Pero ha habido presión para que se acepte cualquier orientación sexual en el ámbito deportivo, desde los estatutos de los sindicatos hasta la educación que reciben los deportistas de parte de sus propios gremios de cómo deben actuar y cómo se deben expresar al respecto.

No obstante, Waldron indica que lo que ha hecho Jason Collins no sólo ayudará a los atletas gay sino a los hombres gay que son fanáticos del deporte. “Hay muchos fanáticos gay y ellos deberían poder respirar la misma atmósfera de inclusión que los fanáticos heterosexuales o de cualquier otra orientación”.

Inclusive, hay un potencial nuevo mercado que podría tener un impacto económico significativo para el equipo que quiera acoger y promover a sus jugadores gay. Mark Cuban, el dueño del destacado equipo de baloncesto los Mavericks de Dallas, opinó con anterioridad que un jugador gay sería una herramienta importante de mercadeo.

“No se trata de reducir el esfuerzo de Jason Collins a una estrategia publicitaria pero ofrece la oportunidad de llegarle a un mercado que estaba marginado por mucho tiempo porque habían perpetuado esta imagen del deporte hipermachos y homofóbico”, comentó el analista de Thinkprogress.

“A estas alturas, quien quiera emitir una reacción negativa se dará cuenta que está aislado pero habrá que ver cómo se desenvuelve el asunto. Collins está preparado para ser el primer deportista activo en la NBA en representación de la comunidad gay y tiene las cualidades que el movimiento necesita”, concluyó Travis Waldron.

Share This Article

Related News

Qatar: remueven estatua del cabezazo de Zidane por idolatría
Rayos de Hermosillo ¡bicampeones!
La euforia del dueño de Televisa por el triunfo del América lo vuelve TT en Twitter: #MePongoPedoComoAzcarraga

About Author